jueves, 2 de junio de 2011

RANDOM ACCESS 1.0: EL IRON MAN DE BOLLYWOOD

Desde hace unos años, Marvel Studios está marcando un hito a nivel mundial con los lanzamientos cinematográficos con las impactantes aventuras de sus superhéroes míticos, como El Capitán América, Iron Man o los X-Men, y no decimos nada de Los Vengadores, su apuesta al todo o nada, porque ahora tiene un serio competidor para el hombre de hierro, y no es Superman, Batman ni Linterna Verde de DC Comics, su eterno rival, sino un nuevo superhéroe que viene desde tierras remotas para luchas por la justicia y contra el villano de turno.

Desde la India, para ser más exactos, desde la tierra de la fantasía de Bollywood llega el thriller de ciencia-ficción y superhéroes Random Access 1.0 (Ra.One), una de las superproducciones más caras jamás filmadas por esos lares, dejando ya lejos a su primer filme de este tipo llamado Krrish del 2006. Protagonizada por Shahrukh Khan y dirigida por Anubhav Sinha, viene como respuesta a la avalancha de superhéroes que tenemos por este lado del continente, y que esperamos ver de alguna u otra forma:



Con muchos efectos especiales, pero manteniendo la escencia del cine de la India (osea, con bailes incluídos y sin escenas con tendencia sexual), Ra.One es producido bajo la productora de Khan, Red Chillies Entertainment, cuenta con Arjun Rampal el papel de enemigo de SRK y la bella Kareena Kapoor que interpreta el interés amoroso de Shahrukh Khan (también conocido por la siglas: SRK), a quien veremos volando con el grito de "Uri baba".

La película tiene proezas “conmovedoras” de Khan vestido con un traje especial diseñado para su carácter de SRK, quien espera crear "la historia de ciencia ficción" en el cine indio. Con fecha de estreno en la India para la festividad del Diwali en Octubre de este año, esta ambiciosa y espectacular producción se presenta como uno de los grandes taquillazos del año en Bollywood, aunque l
a película también tiene una canción escrita por Akon, que puede servirle como un trampolín para Hollywood. ¡Yo quiero verla!