lunes, 27 de junio de 2011

LA MUERTE DE SPIDER.MAN...EN EL COMIC

Gracias a uno de mis amigos y espero que también seguidor del blog, les dejo con bastante de retraso (fue publicada el miércoles pasado), esta nota escrita por Luigi Benedicto Borges para ElMundo.es sobre la muerte de Spider-Man bajo el título: El fin de un héroe que nació en el año... 2000. Muere el Spiderman 'definitivo'... Larga vida al tradicional. Esclarecedora:

Peter Parker, 'Spiderman', ha muerto. El Duende Verde pudo escapar de la cárcel de Shield y tras una mítica batalla consiguió acabar con el superhéroe arácnido, que antes de morir logró salvar a los amores de su vida, Mary Jane, Gwen Stacy y la Tía May.

Una historia narrada en el Ultimate Spider-Man 160 que impactará a quienes fueron seguidores del superhéroe tiempo atrás y a los que lo son en la actualidad, pero por razones distintas de las esperadas. Porque la noticia tiene truco. Un truco en el que han caído varios medios y agencias de comunicación. La historia existe, se publica este miércoles en Estados Unidos y dentro de un año, como poco, en España (Nota del blog: y que esperamos lo publique en el futuro Perú 21). Por eso mosqueará a los lectores actuales: una vez más, los medios tradicionales les han destripado la saga entera. Es el sacrificio que están dispuestas a pagar hoy en día las grandes editoriales norteamericanas, en este caso, Marvel.

A cambio de lograr la atención de la prensa, la editorial ha anunciado a bombo y platillo el final de la historia, lo que ha despertado, una vez más, la lógica ira de los lectores. Para ellos es como si un estudio de cine mostrara el final de una película para llamar la atención de sus potenciales clientes. Pero en este caso, el objetivo es otro: se busca atraer al lector no habitual, el mismo que presuntamente irá raudo a la tienda a buscar el ejemplar tras enterarse por las noticias.

Esto se puede hacer en Estados Unidos, pero no en España. Por motivos de organización, distribución y demás, las novedades norteamericanas no se publican en nuestro país hasta que han pasado, como mínimo, nueve meses. Por este motivo, los lectores tienen que hacer auténticas cabriolas para evitar que les destripen las aventuras antes de que el cómic en cuestión llegue a sus manos.

Y los lectores antiguos, los que han seguido al personaje desde que aterrizara en España de la mano de la extinta editorial Vértice en 1969 o se han subido al carro después, tampoco tienen de qué preocuparse. Quien muere en ese número no es 'ese' Peter Parker. No es el trepamuros de toda la vida, el que se puso los lanzarredes por primera vez en el Amazing Fantasy número 15 y que ha protagonizado miles de aventuras desde entonces.

Lo nuevo se hizo viejo

Ese Peter sigue viviendo sus aventuras en el Universo Marvel tradicional. El que fallece en este caso es su 'versión definitiva', un adolescente que se enfundó las mallas en otra realidad, la Ultimate. Cuando en el año 2000 Marvel decidió darle un nuevo impulso a sus personajes, creó el Universo Ultimate, donde los superhéroes más importantes empezaban de cero, dejando atrás la continuidad acumulada en décadas de historias. Los 'nuevos' eran más jóvenes, más violentos, más 'molones'.

El objetivo era atraer al público joven que se acercaba a las tiendas de cómics gracias a las adaptaciones al cine y a la televisión de los personajes. Para ello, cada serie contaba con los que por entonces eran los mejores autores de la industria.

Pero con el paso del tiempo, este nuevo universo acabó teniendo el mismo problema que el anterior: había desarrollado su propia continuidad y ya no era tan accesible para el lector neófito. Poco a poco, sus personajes, las versiones modernas de los superhéroes Marvel de toda la vida, fueron abandonando los primeros puestos de las listas de ventas.

De ahí que Marvel, tras exterminar a buena parte de los buenos y malos con superpoderes que pululaban por este universo alternativo en una saga llamada "Ultimátum", quisiera repetir el impacto con la muerte del joven Peter Parker que pululaba por esos lares. Un final impactante, de la mano de su peor enemigo, el Duende Verde (que aquí es una especie de monstruo musculoso tipo Hulk), narrado por los mismos autores que comenzaron la colección, el guionista Brian Michael Bendis y el dibujante Mark Bagley.

"No pude salvar al tío Ben, no importó lo que hiciera. Pero te salvé a ti. Lo hice", son sus últimas palabras. Emotivas, pero no tanto como las habrían sido pronunciadas por el Spiderman de toda la vida. Y ojo, en los avances de los próximos números ya se anuncia un nuevo Spiderman del que se desconoce su identidad secreta y que, para diferenciarse de su predecesor, lucirá un traje negro que recuerda al que el dibujante Alex Ross diseñó para la película del arácnido, pero que fue posteriormente rechazado.