jueves, 18 de diciembre de 2008

EL FENÓMENO DE CREPÚSCULO

Estamos en Cinescape en medio de la grabación/edición de los programas resumen de fin de año, con los respectivos rankings, taquillas y demás evaluaciones que se hacen cada fin de temporada cinematográfica, así que la próxima semana espero postear toda esa información, pero por ahora les dejo esta nota realizada por Luis Bistolfi, miembro del equipo de producción sobre Crepúsculo, el nuevo fenómeno literario y posiblemente cinematográfico, que podrán verla en su edición televisiva este sábado 20:

En medio de la algarabía de miles de fans adolescentes, Crepúsculo llegó a los cines de EEUU el viernes 21 del mes pasado, logrando convertirse en la cinta más vista de ese fin de semana en Norteamérica y alcanzando el record de ser la película dirigida por una mujer que más ha recaudado en su primeros días de estreno, mérito que le corresponde a la cineasta Catherine Hardwicke
. Por si fuera poco, y sin haberse estrenado aún en muchos países, Crepúsculo ya es la película de vampiros más taquillera de la historia, y se proyecta como la franquicia juvenil más importante después de Harry Potter.

¿Y en dónde se origina tanto alboroto comercial por el mencionado largometraje? Como muchos de los grandes taquillazos de nuestro tiempo, este film es la adaptación de un fenómeno literario que cuenta con una inmensa fanaticada. Para los pocos que aún no lo saben, Crepúsculo es originalmente una exitosa novela juvenil de la escritora norteamericana Stephenie Meyer, y el primer episodio de una saga en la que siguen los también muy difundidos títulos
Luna Nueva, Eclipse y Amanecer. Todos ellos han sido traducidos a más de 37 idiomas, han sido comprados por más de 25 millones de lectores a nivel mundial y han alcanzado los primeros lugares de ventas en cuanto país se han distribuido, incluido el Perú, llegando incluso a destronar en las listas de best-sellers al mismísimo Harry Potter. Por todo esto, Meyer pasó de ser una simple ama de casa mormona, a ser considerada por muchos como la nueva J.K. Rowling.

A los no iniciados que se están preguntando de qué trata esta historia, les contamos que la trama inicial es simple: la adolescente Isabella Swan, más conocida como Bella, sufrirá un cambio radical en su vida al enamorarse de un joven vampiro con extraordinarios poderes llamado Edward Cullen. Ambos vivirán un sinnúmero de peligrosas aventuras, y lidiarán con otros fantásticos y peligrosos seres en nombre de su amor prohibido, deleitando a más no poder a millones de seguidores de esta peculiar pareja que ahora ha cobrado vida también en la pantalla grande con muy buen pie. ¿O deberíamos decir “con buen colmillo”? Como era de esperarse, ante el suceso de la adaptación cinematográfica, ya está confirmada su secuela, Luna Nueva, para el 2010, y seguramente lo mismo sucederá con las otras dos novelas publicadas hasta la fecha, y los nuevos libros que en el futuro se puedan añadir a la saga.

Parece que cuando ya no haya ni hobbits ni magos escolares para ganar millones, a Hollywood todavía le quedarán unas cuantas historias de vampiros para llenar los cines. Larga vida a este vampírico romance.

1 comentario:

Lucholobo dijo...

Oye, este chico Bistolfi escribe bien, ah.