lunes, 17 de mayo de 2010

ROBIN HOOD EN EL CINE

¿Quién no conoce la figura del héroe que roba a los ricos para dárselo a los pobres? Este es el romanticismo que rodea al legendario Robin Hood, a quien tenemos de nuevo en las pantallas para una de las grandes historias de aventuras de todos los tiempos, un personaje al que el mundo del cine ha recurrido muchas ocasiones. Y siempre ha conseguido su objetivo: entretener a los espectadores.

La primera vez que apareció en el cine fue en Robin Hood de 1922, una película muda con uno de los grandes actores de acción de esa década: Douglas Fairbanks, que inauguró la extensa lista de intérpretes que dieron vida al héroe. Su poderío físico le permitió crear un Robin Hood semejante a un acróbata para uno de los grandes éxitos de la época.

Quizás la más recordada de la historia del cine es la versión de Michael Curtiz llamada Robin de los Bosques (The Adventures of Robin Hood - 1938), parece imposible imaginar a otro actor que no sea Errol Flynn dando vida a este icónico héroe en Technicolor. Atractivo y sagaz, es difícil negar la idea de que Flynn ha sido el más grande Robin Hood de la historia del cine. Además, estamos hablando de un clásico del cine de aventuras.

Con su habitual capacidad para reconvertir cualquier escenario histórico, Disney transformó la Inglaterra medieval en Robin Hood de Disney (1973), dejando a un lado cualquier pretensión de realismo porque Robin es un zorro al que acompañan un oso, un gallo y una tortuga, la película es un torbellino de colores y aventuras con el sello clásico de la Factoría.

Protagonizada por Sean Connery y Audrey Hepburn, una versión que no sigue fielmente la leyenda es El Regreso de Robin Hood (Robin and Marian - 1976), que imagina la transición del personaje por la edad adulta, Robin vuelve a Sherwood tras 20 años luchando en tierra santa a las órdenes del rey Ricardo y Marian se ha convertido en monja, pero ambos recuerdan los ecos de la pasión en una gran historia de amor.

Con Robin Hood: Príncipe de los Ladrones (Robin Hood: Prince of Thieves - 1991) Kevin Costner recuperó el mito del cine de aventuras, un muy entretenido taquillazo, sustentado sobre todo en su gran reparto, encabezado por Kevin Costner en el papel de Robin Hood junto a Morgan Freeman. Un auténtico hito de la cultura popular de la época por los espectaculares vuelos de la cámara sobre una flecha y la pegajosa balada de Bryan Adams.

Realizada para la televisión y protagonizada por Patrick Bergin, tenemos a Robin Hood, el Magnífico (Robin Hood - 1991), que compitió sin éxito contra la más comercial y cara versión protagonizada por Costner que arrasó en cuanta sala fue proyectada. Hay que destacar que esta es una de las versiones más oscuras del personaje, aunque prevalece en primer plano la historia de amor, protagonizada por una joven Uma Thurman en el papel de Lady Marian.

La versión más irreverente de las aventuras del justiciero británico son Las locas, locas aventuras de Robin Hood (Robin Hood: Men in Tights - 1993), la visión alocada y paródica del héroe con Cary Elwes como Robin y su pandilla de inútiles secuaces a cargo de Mel Brooks, que satirizó el universo de la edad media.

Ahora Ridley Scott y Russel Crowe repiten dupla en esta nueva versión llamada simplemente Robin Hood, que está totalmente alejada de las que hasta ahora se han hecho con la figura de este mítico y carismático personaje, mostrando a un héroe más humano, con deseo de venganza. Robin Hood, ladrón o héroe, sus hazañas han sido una mitología popular y encendió la imaginación de todos los que comparten su espíritu aventurero y deseo de rectitud frente a la injusticia humana.