viernes, 17 de septiembre de 2010

ALEX PROYAS LLEVARÁ AL CINE POEMA EL PARAÍSO PERDIDO

Al parecer estaremos ante un filme colosal, y lo digo por la experiencia del director en éste género y su gusto personal. Me refiero a Alex Proyas (Mistery Clock Cinema), realizador de éxitos como Dark Vity, Yo, Robot, El Cuervo o la reciente Presagio, quien ha sido designado por Legendary Pictures para dirigir El Paraíso Perdido (Paradise Lost), la adaptación del poema narrativo de John Milton, parte del movimiento puritano, publicado en 1667 que es considerado un clásico de la literatura inglesa universal.

Según Variety, esta película narrará una batalla épica en los cielos entre los arcángeles Miguel y Lucifer, y se desarrollará como una cinta de acción que incluirá una guerra aérea y que muy posiblemente será lanzada en el formato de moda, el 3D (pero esperemos que sea el utilizado en Avatar y ahora por Resident Evil 4: La Resurrección con excelentes resultados visuales.

Thomas Tull y Jon Jashni de Legendary producirán la cinta junto con Vincent Newman, famoso por la cinta protagonizada por Vin Diesel, Un Hombre Diferente (A Man Apart), a través de su compañía. Stuart Hazeldine escribirá el guión, escrito en primera instancia por Byron Willinger y Philip de Blasi, pero cabe resaltar que el mismísimo Lawrence Kasdan y Ryan Condal también colaboraron en la elaboración del mismo.

Este poema sobrepasa los 10,000 versos escritos sin rima. Se trata de una epopeya acerca del tema bíblico de la caída de Adán y Eva. Trata fundamentalmente del problema del mal y el sufrimiento en el sentido de responder a la pregunta de por qué un Dios bueno y todopoderoso decide permitirlos cuando le sería fácil evitarlos.

Milton responde a través de una descripción psicológica de los principales protagonistas del poema: el diablo, Dios, Adán y Eva, cuyas actitudes acaban por revelar el mensaje esperanzador que se esconde tras la pérdida del paraíso original. En el poema, el cielo y el infierno representan estados de ánimo antes que espacios físicos.

La obra comienza en el infierno (descrito mediante referencias a la permanente insatisfacción y desesperación de sus habitantes), desde donde Satanás (definido por el sufrimiento) decide vengarse de Dios de forma indirecta, esto es, a través de los seres recién creados que viven en una estado de felicidad permanente. Esperemos novedades, por ahora les dejo este extracto del poema sobre la presentación de Satanás:

"-¡Oh, millares de espíritus inmortales!! ¡Oh, potestades a quienes sólo puede igualarse el Todopoderoso! Aquel combate no careció de gloria, por más que su resultado fuera desastroso, como lo atestiguan esta mansión y este terrible cambio que me es odioso expresar. [...] De hoy más, ya conocemos su poder como conocemos el nuestro, de modo que no provoquemos ni rehuyamos con temor cualquier guerra a que se nos provoque. El mejor partido que nos queda es el de emplear nuestras fuerzas en un secreto designio: el de obtener por medio de la astucia y del artificio lo que la fuerza no ha alcanzado, a fin de que en adelante sepa por lo menos que un enemigo vencido por la fuerza sólo es vencido a medias."