viernes, 17 de septiembre de 2010

RESIDENT EVIL 4: LA RESURRECCIÓN. DETRÁS DE CÁMARAS. Por Erica Encarnación

Una vez mas los zombis asesinos invaden la cartelera nacional con la cuarta entrega de la exitosa saga basada en un videojuego de Survival Horror, Resident Evil. En esta ocasión bajo el titulo de Resident Evil 4: La Resurrección (Resident Evil: Afterlife), la historia es retomada cuando Alice se encuentra en Japón, al frente de un ejercito conformado por sus propios clones quienes mantienen un interminable enfrentamiento con el presidente de Umbrella.

Tras aparentemente acabar con este grupo, Alice vuela hacia las heladas tierras de Alaska, pues su nueva misión es encontrar sobrevivientes en Arcadia una misteriosa ciudad, que en teoría, es el único lugar en la tierra que no ha sido devastado por el virus T. Pero en realidad este lugar, es el refugio de su antigua compañera de armas Claire, quien padece de amnesia, por lo que Alice emprenderá una misión de rescate junto con algunos sobrevivientes hallados en la también destruida e invadida ciudad de los Ángeles.

Este cuarto enfrentamiento de Alice y los muertos vivientes ha sido escrito, producido y dirigido por Paul Anderson, quien antes se encargó de producir y dirigir Resident Evil y del guión y la producción de las dos secuelas, Resident Evil 2: Apocalipsis y Resident Evil: Extinción. Para esta nueva entrega, los realizadores decidieron que la saga debía tener elementos adicionales a las escenas de riesgo y los efectos especiales a los cuales ya nos tiene acostumbrado, es por ello, que la historia fue concebida para ser realizada en tercera dimensión.

Con esta idea, los diseñadores construyeron escenarios brillantes para las oficinas de Umbrella Corporation y un mundo post apocalíptico en tonos grises y marrones para las ciudades devastadas por el virus. Esta concepción de escenarios hizo que todo fuera rodado en estudios, debiendo construir escenarios complementados con pantallas de croma, así los set eran al mismo tiempo efectos visuales y escenarios físicos, porque en algunos casos se incluyeron elementos reales que facilitaron el trabajo de los actores.

Por ello, las cuerdas, las armas y hasta un biplano fueron elementos indispensables durante el rodaje, en el que usaron las mismas cámaras empleadas en la filmación de avatar. Igualmente trascendió que algunas escenas específicas del film fueron rodadas con una cámara Phantom capaz de registrar 1000 cuadros por segundo. Esta cámara fue usada para mostrar el recorrido de las balas, las gotas de agua de una copiosa lluvia y algunos golpes que necesitaron ser reales para lograr este mismo efecto en la pantalla grande.

El maquillaje de los zombies también experimento una ligera variación, para los zombies subterráneos se usaron prótesis sin parte de la cara y los labios, mientras que los zombies acuáticos se caracterizaron por el lucir colores pálidos pero manteniendo su forma humana. Los perros, infaltables en esta saga, lucieron maquillajes muchos más elaborados conformados por prótesis que cubrían gran parte de su cuerpo.

Si usted es un seguidor del video juego y no se ha perdido ninguna de las entregas de esta saga, no puede dejar de ver esta cuarta parte de Resident Evil, que además de traer mas acción, mas zombies, e impresionantes efectos especiales, todo lo podrá disfrutar en tercera dimensión, lo cual hará de esta, una experiencia complemente nueva y difícil de olvidar.