domingo, 19 de septiembre de 2010

RESIDENT EVIL: 14 AÑOS DE HISTORIA

Resident Evil, conocida en Japón como Biohazard, es una exitosa franquicia de videojuegos entre los que se incluyen comics, novelas, películas y figuras de acción. Desarrollados por la compañía nipona Capcom y creados por Shinji Mikami, se han vendido desde 1996 más de 40 millones de unidades para las distintas consolas.

Junto a títulos como Alone in the Dark y Clock Tower es una de las precursoras del género Survival Horror, le dio el empujón necesario, cambió a una generación y dio la pauta para juegos posteriores. Esta serie se inicia en Racoon City, un peligroso virus desarrollado por la Corporación Umbrella sale de control acabando con la vida sobre la Tierra, y en su lugar hordas de zombies azotan a los pocos supervivientes que quedan.

El objetivo principal del juego es eliminar a cuanto muerto viviente se cruce en su paso, que no son pocos, buscando sobrevivir y escapar del lugar para advertir del peligro, por lo que el personaje avanza a ciegas y busca armas, objetos perdidos, documentos, pistas y elementos que le permitan salvarse. Desde su lanzamiento se convirtió en todo un fenómeno con legiones de fanáticos.

Era de esperarse su paso al cine. Hasta ahora se han realizado seis cintas bajo este título, y aunque no siguen la cronología del juego si incluyen a clásicos personajes como Jill Valentine, Claire Redfield, Chris Redfield y Albert Wesker, aunque la protagonista es Alice, un personaje creado para las películas, la indestructible caza-zombis que se encuentra en situaciones cada vez más desesperadas al enfrentarse a la siniestra Corporación y al ejército asesino de muertos vivientes creados con su tecnología.

El Huesped Maldito (Resident Evil) llegaría en el 2002, y pasaría a ser una de las mejores adaptaciones de videojuegos. Dirigida por Paul W.S. Anderson y protagonizada por Milla Jovovich (esposa además del director) en el papel de Alice, no es para estómagos débiles. Cruel, sangrienta, dura y agresiva, está apegada con gran estilo a la esencia original del videojuego. Tras pasar la barrera de los 100 millones de dólares de recaudación, un par de años después nos llegó su secuela, Resident Evil 2: Apocalipsis (Resident Evil 2: Apocalypse), dirigida por Alexander Witt y con igual éxito en taquilla aunque no de crítica. Ya en el 2007 nos llegaría la tercera entrega, Resident Evil: Extinción (Residenr Evil: Extintion), con un nuevo cambio en la dirección, Ruseel Mulcahy y también de nuevo con una buena recaudación.

Cuenta con dos cintas animadas, Biohazard 4D-Executer, un cortometraje de animación en 3D de 20 minutos de duración y que sólo se ha estrenado en Japón, y Resident Evil: Degeneration en el 2008, el primer largometraje hecho con esta técnica basado en la saga. Ambos son de los subproductos menos conocidos en occidente, aunque mantienen la esencia sangrienta, gore y aterradora.

Ahora nos llega la cuarta parte de la saga: Resident Evil 4: La Resurrección (Resident Evil: Afterlife), que supone el regreso de Anderson a la dirección y al igual que las tres anteriores entregas, vuelve a estar protagonizada por la bella actriz ucraniana, conduciendo la historia a un nivel completamente nuevo, contando para ello con las cámaras utilizadas para rodar Avatar de la última tecnología en 3D, dando lugar a un universo totalmente nuevo.

Ocho años después del estreno de la primera, la demanda de la audiencia sigue fuerte, cada una ha recaudado notablemente más dinero que la anterior y en el proceso el material ha evolucionado de forma muy interesante. Una de las sagas de terror más famosas de todos los tiempos ha cumplido 14 años horrorizando al mundo entero catapultando el género de los Survival Horrors y revitalizado las historias de zombis.