lunes, 19 de mayo de 2008

INDIANA JONES: UN MITO DEL CINE

Si existe un ámbito cultural donde se forjan mitos universales, ése es el cine. Y si revisamos la larga lista de personajes míticos que nos ha dado tenemos a un profesor universitario, un arqueólogo aventurero que busca reliquias de gran valor histórico conocido como Indiana Jones. Interpretado por Harrison Ford, él y sus creadores, George Lucas y Steven Spielberg, resucitaron un género que se creía muerto y olvidado.

Spielberg y Lucas lo tenían claro: un filme de aventuras como los de la época dorada de Hollywood, con buenos y malos, cuyo objetivo principal era entretener, películas de escape con final feliz incluido; el cine con los cuales habían crecido, pero renovando el género de aventuras. Ford dotó de un carácter particular al heroico arqueólogo: solitario, duro e intrépido, muy parecido a su papel de Han Solo en La Guerra de las Galaxias, su personaje es el eje conductor de la saga, aunque su nombre real es Henry Walton Jones Junior, pero se hace llamar Indiana, como el perro de su niñez.

En cada una de sus aventuras se enfrenta a rivales que buscan la misma reliquia que él, para utilizarla con otros fines. Sus rasgos físicos y manera de ser están basados en personajes del cine de aventuras, e interpretados por actores como Humphrey Bogart en El Tesoro de Sierra Madre o Charlton Heston en el El Secreto de los Incas, una gran referencia hasta en el vestir conformado, principalmente, de un sombrero fedora de copa alta y una casaca de cuero, el uso de un látigo como arma frente a sus adversarios y como herramienta en sus aventuras, y su fobia hacia las serpientes.


Hasta ahora se han realizado cuatro filmes, el primero Los Cazadores del Arca Perdida (1981), nominado a 8 Premios Oscar, en el que el gobierno norteamericano le encarga que encuentre el Arca de la Alianza y evite que caiga en manos de los nazis y se vuelvan invencibles; en la segunda, Indiana Jones y el Templo de la Perdición (1984), un poblado hindú cree que es un enviado de los dioses que debe encontrar la piedra sagrada que ha sido robada para dominar la Tierra; en la tercera, Indiana Jones y la Última Cruzada (1989), se le encarga la búsqueda del Santo Grial con el fin oculto de hallar la inmortalidad, aunque él lo acepta para encontrar a su padre capturado por los nazis. En su cuarta aventura Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (2008), ya no se enfrenta a los nazis, porque ahora peleará contra los rusos que buscan un cráneo de cristal que otorga misteriosos poderes que buscan usar contra sus enemigos. Una nueva aventura para Indiana durante la Guerra Fría, todo un homenaje al personaje y a sus filmes anteriores.

Su éxito ha sido tan apabullante que lo vimos en una serie de televisión que obtuvo 10 premios Emmy, de un total de 23 candidaturas, en novelas, en historietas o las adaptaciones de las películas; videojuegos y hasta parques temáticos: en 1995, Disneylandia abrió un paseo llamado "Aventura Indiana Jones", bajo una franquicia del producto, instalada en el "Templo del Ojo Prohibido". Tokio DisneySea posee una atracción similar, en el "Templo de la Calavera de Cristal"; se han filmado numerosos filmes basados en él y hasta copiándolo a él. Por el interés tan constante en su persona e historia que ya tienen 30 años, solo nos queda decir que Indiana Jones es un héroe típico de cine, pero con una identidad propia que le distingue de los demás. El arqueólogo más famoso de todos los tiempos.

Visita el site oficial de Indiana Jones.

2 comentarios:

poemas dijo...

Creo que tambien ya es casi una leyenda de cine, si continuan haciendo mas peliculas posiblemente con alguien mas joven pero no creo que funcione igual :-)

Saludos!

Jorge dijo...

Gracias Poemas, parece ser que habría una película más con Harrison Ford y de ahí su sucesor sería LeBouf, pero nadie sabe...Pero si es cierta una cosa: Indiana es Indiana y otro no creo que sea lo mismo...habrá que verlo.