domingo, 3 de agosto de 2008

EL JOKER O EL GUASÓN

Habiendo posteado tanta información sobre El Caballero de la Noche, me olvidé de poner la información sobre su némesis: El Joker, conocido aquí en latinoamérica como El Guasón. Ahí les va... El payaso del crimen, el arlequín del odio, el bufón del delito, el príncipe de las travesuras son algunos de los mas de cuarenta apodos que El Guasón, el criminal con la apariencia de un payaso de demencial risa, ha cosechado a lo largo de su carrera criminal tratando de desenmascarar y poner en ridículo a su archienemigo, Batman.

No importa cuantos cadáveres deje a su paso ni la magnitud de sus crímenes, parece estar siempre un paso mas allá de la justicia del Encapotado. Este genio criminal cruel y psicótico hasta la médula, tuvo su primera aparición a inicios de 1940 en el cómic Batman 1, convirtiéndose en el villano más siniestro y peligroso de DC Comics. Su nombre real es un misterio, pero se dice que es Jack Napier.

Ojos lujuriosos, grotescamente grises y tristes con una sonrisa diabólica. Su complicada creación es casi tan caótica como su oscuro origen. Era un ladrón apodado Red Hood, quien huyendo de Batman cayó en un tanque de ácidos que blanquearon su piel, volvieron verde su cabello y crearon su siniestra sonrisa; enloqueciéndolo. Esta terrorífica imagen se inspiró en el actor alemán Conrad Veidt, del filme El Hombre que Ríe de Paul Leni en 1928. Ha sido retratado de diversas formas, primero como un ladrón con trucos siendo gracioso y tonto a la vez, pero la mejor es la de un sádico con un raro sentido del humor que atormenta y asesina por placer, un psicópata anarquista.

Autonombrado su enemigo número 1, fue tan grande su éxito que no hubo cómic o programa radial en la que no siguiera a Batman. Apareció encarnado por un elegante Cesar Romero en la serie televisiva de 1966 a 1968, así como en la icónica película del 66, brindando una actuación inolvidable a pesar de que era mas humorística que asesina. Regresaría con toda su gloria gracias a Tim Burton, y el elegido para interpretarlo fue Jack Nicholson, quien se devoró la película presentándolo salvaje y despiadado, desprovisto de sentido del humor y dejando una serie de cadáveres en cada aparición.

Y ahora es interpretado por el desaparecido Heath Ledger, en el que veremos a un Guasón más macabro y enfermo a diferencia de los anteriores, en la que sin dudas su figura psicópata se ve magistralmente reflejada, un personaje tan oscuro como el de su rival. Es destacable Mark Hamill, el famoso Luke Skywalker de Star Wars, quien brindaría un balance entre el buen humor de Romero y la psicosis de Nicholson, dando la voz al bufón del crimen en las tres series animadas de los 90, así como en las películas animadas que han derivado de estas series. Donde está Batman, está El Guasón.

Es la representación clara del crimen en contraposición a la justicia que encarna Batman. Sin embargo el grado sobrecogedor de paralelismos existentes entre ellos hace dudar de las verdaderas diferencias entre uno y el otro. The Joker, un psicópata capaz de matar a cualquiera, uno de los villanos más nefastos y sangrientos de la historia.

1 comentario:

Lucholobo dijo...

Lo que ha hecho Heath Ledger con el personaje es COLOSAL. Sin duda, es el Guasón definitivo. Tan grande es su actuación, que hace ver al Joker de Jack Nicholson del 89 (un extraordinario actor, otra magnífica encarnación del villano) como a un mimo inofensivo. ¿Cuántos años o décadas pasarán para que alguien se atreva a ponerse nuevamente bajo la piel del Guasón?