viernes, 19 de noviembre de 2010

HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE PARTE 1: DETRÁS DE CÁMARAS. Por Erica Encarnación

Y el momento finalmente llegó, las aventuras del joven mago Harry Potter llegan a su fin, en una cinta a la que han titulado Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (Harry Potter and the Deathly Hallows) y que será mostrada a todos los seguidores en dos partes.

Aunque los realizadores se han cansado de decir que resumir el extenso e intenso relato del último libro escrito por J.K. Rowling, en el que Harry y Voldemort sostienen la tan esperada batalla, era una misión imposible, muchas detractores afirman que esto solo es una cuestión de marketing, sea cierto o no, esta película es una de las más esperadas del año en el mundo entero.

En esta primera parte final, veremos como Harry, Ron y Hermione se embarcan en la arriesgada misión de hallar y destruir los Horrocruxes, el secreto del poder de Lord Voldemort, aunque para lograrlo los amigos tendrán que enfrentarse a muchos peligros, y ahora solos, pues a diferencia de las anteriores entregas en las que siempre tenían la compañía de algún mago que los guiaba esta vez los jóvenes no cuentan con esta ayuda, así que los tres amigos deberán confiar el uno en el otro ante las fuerzas oscuras que amenazan con separarlos.

Pero mientras ellos tratan de esconderse, Voldemort y los mortífagos han tomado el control del ministerio de magia e incluso el propio Hogwarts con el único propósito de capturar vivo a Harry Potter y entregárselo al señor tenebroso.

Al igual que Harry Potter y la Órden del Fénix y Harry Potter y el Misterio del Príncipe el director David Yates vuelve a dirigir esta última entrega, en la que J.K. Rowling, la escritora de la saga también colabora como productora.

El rodaje de este film se movilizó a través de varios escenarios, la mayoría de ellos locaciones reales a los que les incluyeron algunos elementos construidos por el departamento de arte, como esta casa en medio de la playa hecha con conchas marinas pero que tuvieron que reforzarla por los fuertes vientos del lugar.

Uno de los desafíos de esta primera parte fue conseguir a 7 Harrys, esto se logró haciendo que el actor interpretara a cada una de sus copias, es decir, Daniel tuvo la misión de imitar los gestos y posturas de los personajes que con una poción multijugos se transformaban en él e interpretarlos un por uno. Solo completar esta secuencia demoró tres días y casi cien tomas.

Ver a Hagrid montando su motocicleta y llevando a Harry en una sidecar fue un momento muy gracioso que todos disfrutaron, aunque luego, los actores, terminaron muy mojados.

La famosa carrera de los jóvenes que viste por primera vez aquí en cinescape, fue filmada en el bosque Swinley en Berkshire, los realizadores pensaron utilizar dobles de acción, pero una vez que el joven elenco comenzó a correr todos quedaron asombrados con la capacidad atlética que demostraron.

Giros inesperados, misterios, acción y mucha, mucha, magia es lo que te espera en la séptima y ultima entrega de Harry Potter, no te pierdas esta primera parte del final en la que el joven mago descubrirá episodios ocultos del pasado que lo sorprenderá.