viernes, 21 de enero de 2011

PAREJAS CON "QUÍMICA CINEMATOGRÁFICA"

A lo largo de la historia del cine ha habido parejas de estrellas en filmes que han marcado época: Humphrey Bogart e Ingrid Bergman; Clark Gable y Ava Gardner o Elizabeth Taylor y Richard Burton, así que decidimos ver que otros renombrados intérpretes lo han logrado juntos gracias a su innegable química:

Uno de los dúos de mayor éxito en los ochenta fue la de Michael Douglas y Kathleen Turner en las tres películas donde compartieron roles: En Dos Bribones tras la Esmeralda Perdida de 1984 y La Joya del Nilo al año siguiente. Y en 1989 brindaron sus mejores interpretaciones cuando se reencontraron en La Guerra de los Roses.

Tom Hanks y Meg Ryan, la encantadora pareja de comediantes, realizó en los noventa tres memorables películas: Joe Contra el Volcán, Algo Para Recordar y Tienes un E-mail en los que mostraron espontaneidad y brillo. Parecía que podían tener otros éxitos, pero mientras que Hanks sigue en la cima, la Ryan cayó en picada. En 1997 Leonardo DiCaprio y Kate Winslet sentaron cátedra en romanticismo en la súper taquillera Titanic y más de diez años después, retrataron la amargura del desamor matrimonial en Sólo un Sueño. Son dos de los actores más reputados del cine mundial y esperamos verlos algún día reunidos de nuevo en la gran pantalla.

Una pareja que derrochó química en la madurez de su carrera ha sido la conformada por Clint Eastwood y Meryl Streep en Los Puentes de Madison. Dos monstruos de la interpretación que nos dejaron una cinta inolvidable llena de pasión y soledad, y es que para derrochar sensualidad no hay edad…Bellos, ricos y glamorosos, Brad Pitt y Angelina Jolie forman parte del Olimpo de las estrellas de Hollywood, así que era inevitable verlos en un filme, cosa que sucedió en el 2005 en Sr. y Sra. Smith, que no solo fue un taquillazo, sino que los unió como pareja sentimental.

Pero también hay de las otras, y entre las estrellas con menos química tenemos a Tom Cruise y Nicole Kidman por Ojos Bien Cerrados, porque aquí además de no funcionar dentro de la pantalla, se divorciaron. Tom tampoco gustó mucho junto a Cameron Díaz, primero en Vanilla Sky y años después como pareja de acción en Encuentro Explosivo, y es que su egocentrismo le pasó factura. Curiosamente, dos de los actores con mayor éxito cinematográfico por su atractivo físico son George Clooney y Catherine Z. Jones, pero no pudieron reeditar sus grandes dotes de conquistadores y explotar su sensualidad en El Amor Cuesta Caro. ¿Demasiado magnetismo no hizo efecto?

Una de las parejas que peor suerte ha tenido fue la de Jennifer Lopez y Ben Affleck en Gigli. En el pico de su popularidad musical y cinematográfica, frente a cámaras transmitían aburrimiento y decepción. Y el papel de Affleck junto a Kate Beckinsale en Pearl Harbor fue fatal. Parecía ser la siguiente Titanic, sólo que aquí los protagonistas se hundieron por el peso de su apatía.

Ahora tenemos el ejemplo de dos ídolos que mueven multitudes y sufren el acoso de los papparazis: Johnny Depp y Angelina Jolie, que comparten roles en El Turista. El carácter caprichoso de Angie y la conducta poco normal de Depp no han afectado la química que apreciamos en el filme, aunque se dice es inexistente fuera de cámaras.

El séptimo arte está lleno de dúos memorables de actores y actrices que trabajaron juntos en múltiples ocasiones y con éxito como podría ser el caso actual de Jake Gyllenhal y Anne Hathaway, por citar a una de los nuevos duos, sin embargo, es difícil encontrar este tipo de parejas en el cine de las últimas décadas.