viernes, 9 de abril de 2010

CASO 39: DETRÁS DE CÁMARAS. Por Erica Encarnación

Recordada por su papel de Britget Jones, Renee Zellweger explora nuevos terrenos de la actuación y nos trae un intenso relato de terror psicológico, en el que tendrá que enfrentarse a una fuerza maligna, cuando intente rescatar a una misteriosa niña, en Caso 39 (Case 39).

Emily Jenkins es una trabajadora social especializada en problemas familiares que ha visto todo clase de situaciones domesticas, negligencias y abusos. Hasta que se hace cargo del Caso 39, el expediente de una pequeña de 10 años llamada Lillith Sullivan, cuya familia perturbadora y hermética dejan llena de dudas a Emily. Pero cuando los padres de la niña, trata aparentemente de hacerle daño en un ritual nocturno la trabajadora social decidirá tomar el caso de manera personal. Con la esperanza de ayudar a Lillith, Emily le ofrece su casa como hogar cariñoso y feliz, hasta que encuentre una familia adoptiva pero es en este momento que el verdadero terror comienza, penetrando en un mundo sobre natural dominado por una fuerza maligna que parece no tener forma de detenerse.

Caso 39 ha sido dirigida por Christian Alvart director de origen alemán muy talentoso y reconocido en Europa con películas como Curiosity & the Cat y Antikörper que hace su debut en el cine estadounidense con esta cinta. Para Alvart, el suspenso y el terror comienzan en la psicología y las emociones de las personas, por eso a pesar de no ser reacio a usar imágenes digitales, prefirió utilizar efectos físicos reales.

La cinta fue filmada en Burbank, California, la atmosfera aterradora se consiguió manipulando los escenarios y adaptándolos para crear ilusiones visuales, jugando libremente con el movimiento de la cámara y usando tomas aéreas. El maquillaje también jugó un papel primordial en el desarrollo de esta producción, pintaron venas azules y colocaron varias prótesis en algunos de los actores a fin de transformar sus rostros y convertirlos en seres aterradores.

Inmerso en un ambiente diabólico, sin explicación aparente, así llega a nuestra cartelera Caso 39, un intenso relato de terror psicológico que lentamente se hace cada vez más real, pese a estar dentro de un ámbito sobrenatural.