lunes, 26 de abril de 2010

FURIA DE TITANES. PARTE 2. Por Erica Encarnación

Para crear las criaturas de Furia de Titanes (Clash of the Titans), los especialistas recurrieron a la mezcla de elementos de efectos visuales y maquinarias. Así el Scorpios (un escorpión gigante que forma parte de una de las escenas de acción más importantes) fue una creación digital de gran tamaño, de 6 a 10 metros de las tenazas a la cola y de la que solo se construyó, precisamente, una de sus tenazas que fue controlada eléctricamente para las tomas más cerradas con Sam Worthington.

Los efectos digitales también sirvieron para transformar a la súper modelo rusa Natalia Vodianova en la Gorgona Medussa, quien tiene el poder de convertir en piedra a la que la mire directamente a los ojos. Pegaso, el caballo alado, fue interpretado por dos hermosos frisones, que lograron volar gracias un complejo sistema de marcadores que permitió colocarles, digitalmente, un par de alas para simular el espectacular vuelo de este animal mitológico.

Bruno Pinasco conversó con el director del filme, Louis Leterrier, sobre el color de Pegaso, del que todos estábamos acostumbrados a verlo de su color original blanco, pero en el film lo vemos de color negro, a lo que contestó:


"Pero, tu viste nuestra película. Sí existen, los pegasos blancos están pero él es el Pegaso especial, él es el guardián de los pegasos, es el encargo de protegerlos y es el Pegaso violento. Es salvaje, quise hacer batallas y que existan golpes entre los pegasos y fue blanco pero pensé “Pelear contra el Kraken con un Pegaso blanco, no, no lo quiero negro”."

Otro elemento esencial a la hora de filmación fue la utilización del chroma, rodaron en estudios completamente cubiertos por pantallas verdes, incluso algunos dobles de acción estuvieron vestidos de este color, para incrementar la precisión y realismo a la hora de las peleas.

Y además de las criaturas, el equipo de efectos especiales también incorporó gran cantidad de elementos naturales en cada escena, como máquinas de viento y de agua, fuego y explosiones.

El vestuario de la cinta estuvo conformado por diferentes tipos de armaduras de metal y cuero, túnicas de diversas formas y colores confeccionados con distintas clases de sedas y telas africanas decoradas a mano. Además todos los trajes estuvieron adornados por joyas de oro hechas a mano.

Furia de Titanes es un espectáculo fuera de serie que lo atrapará de principio a fin llevándolos por un viaje tridimensional por la antigua Grecia entre criaturas impresionantes y batallas sorprendentes.