miércoles, 14 de enero de 2009

NUEVO DISCO DE BRETT ANDERSON: WILDERNESS

Hoy día, por tener que realizar una grabación con la banda norteamericana de los 90 Soul Asylum para Cinescape, no he podido informarme sobre las novedades en el mundo del cine y de la música (aunque estas primeras dos semanas han estado bastante ralas), por lo que recurriré a uno de los blogs amigos con los cuales me nutro diariamente para elaborar algunos de los informes que les presentó en Expediente Cine ya sea de música o de cine...

Paisajes Eléctricos es una web española que me llega vía mail que se ocupa de mostrar lo último en música y cine desde desde la madre patria, y que cuenta mensualmente con interesantes reseñas que les recomiendo revisen, y una de ellas es la escrita por Enrique Campos sobre Brett Anderson, el ex-cantante de la banda británica Suede que nos presenta su segundo cd en solitario: Wilderness, publicado en setiembre del 2008 según leí en su web, el cual no tengo aún la suerte de escuchar, por ello les dejo su artículo. ¡Pero que ello no signifique que me van a abandonar con el blog! Ahí les va...


El segundo trabajo de Brett Anderson en solitario llega en forma de obra minimalista y confesional, con el ex Suede encadenando una tonada solemne y dramática tras otra. Siempre fue este discípulo de Bowie amigo del drama y la afectación, pero en “Wilderness”, sin una banda a sus espaldas que llene los huecos del silencio, siendo amo y señor de todas las composiciones, Anderson se limita a rodearse de pianos y violines plañideros para cantarle a un amor que, al parecer, se fue y dejó huella. El tipo cínico que antaño versaba con no poca ironía sobre las superficialidades varias de esta era moderna o navegaba en la ambigüedad sexual, es ahora un trovador sincero al que no le duelen prendas a la hora de verbalizar un “Te necesito” o un “Te echo de menos”. ¿Predecible? Así es el desamor.

El tríptico Anderson-cuerdas-piano sólo se rompe en la dolorosa “Back to you”, un sorprendente dueto con la actriz Emmanuelle Seigner, de la que no sabíamos que cantara, y mucho menos que pudiera hacerlo con cierta personalidad. Ese “Back to you”, desarmante, es el momento álgido de “Wilderness”, pero sus hermanas “The Empress”, “Clowns”, “A different place”, “Funerlal Mantra” no desmerecen y se clavan, una a una, en los rincones más vulnerables de nuestra coraza emocional.

Aunque Brett haya tenido que recurrir casi a la autoedición para poner en circulación su ùltimo trabajo; aunque tenga que ver las listas de ventas desde la distancia esta vez, puede estar orgulloso el inglés por haber facturado el que es, probablemente, el mejor disco que ha hecho desde los primeros días de Suede. En su caso, está claro: mejor solo que mal acompañado.

1 comentario:

lis dijo...

Pues escuchalo porque es una verdadera obra de arte