viernes, 29 de enero de 2010

ASTROBOY, LA HISTORIA. Por Miluska León

Para hablar de Astroboy (Tetsuwan Atom) tenemos que retroceder varias décadas para recordar a este personaje "niño robot", ícono de una generación además de una de las producciones modelo del anime.

Creado por Osamu Tezuka, reconocido como "el dios del manga" fue llevado a la televisión en 1963, después de haber cosechado un enorme éxito como comic, realizándose 193 capítulos, los cuales son los que se recuerdan con mayor nostalgia. En los 80’s se vuelve a producir el dibujo animado, pero esta vez a color, mientras que en el 2003, celebrando los 40 años de su primer lanzamiento, la serie volvió con nuevas técnicas de animación.

Como sabemos, Astroboy es un pequeño robot creado por el científico Tenma, quien buscaba reemplazar a su hijo muerto en un accidente. Es por eso que muchos le ven similitudes con la historia de Pinocho. Sin embargo, pronto el científico se dará cuenta que su creación no puede ocupar el lugar de su hijo, por lo que lo rechazará y abandonará, iniciándose las aventuras de Astroboy en busca de integrarse a la sociedad y además lograr el perdón de su creador.

Así la historia de Astroboy también constituyó una visión adelantada de lo que sería un futuro donde robots y humanos pudiesen convivir.
Sin embargo, el éxito de Astroboy no solo se basó en su conmovedora historia sino también en las innovadoras armas y poderes con que contaba.

Sus ojos se transforman en una especie de reflectores para una mejor visibilidad en lugares donde no hay luz, sus oídos tienen la habilidad de magnificar la audición cientos de veces, sus piernas cuentan con una potencia de 800 caballos de fuerza, que se transforman en cohetes haciéndolo volar, sus dedos expulsan gigantescos rayos laser, y como su gran arma secreta, su trasero posee 2 poderosas ametralladoras.

Ahora, el cine trae a este pequeño gran héroe a la pantalla grande y en tercera dimensión, sin bien es cierto con algunos cambios de la historia original, pero, según sus productores, manteniendo el espíritu aventurero y a la vez sentimental del manga original. Ojalá así sea.