viernes, 29 de enero de 2010

LAS IMPERDIBLES DE LA DÉCADA. PARTE 1. Por Luis Bistolfi

Una nueva década terminó hace pocas semanas (4 para ser más exactos), la primera de este nuevo siglo, y ha llegado el momento de repasar las películas que la marcaron. Enseguida, nuestras favoritas del circuito hollywoodense en los últimos diez años.

Las Sagas Fantásticas

La década del 2000 fue sin duda la de tres taquilleras sagas de aventura: la trilogía de El Señor de los Anillos, la de Piratas del Caribe y los numerosos episodios de Harry Potter. Y es que la revolución digital que ya había comenzado en los 90 permitió que fantásticas historias como estas fueran posibles, desafiando nuestra imaginación hasta el límite de lo imaginable.


Los Súperhéroes

Los grandes paladines del cómic también se beneficiaron de la tecnología, pero felizmente hubo mucho más que efectos especiales. Las tres entregas de X-Men estuvieron todas entre lo más destacado, y de ese coloso de la taquilla llamado Spider-Man nos quedamos con su segunda aventura. Por otro lado, debemos resaltar a V de Venganza y Watchmen, cintas incomprendidas y condenadas al fracaso comercial a causa de sus complejas tramas, pero que lograron adaptar con acierto dos de las más influyentes novelas gráficas de nuestro tiempo.

Y en el 2008 tuvimos la suerte de presenciar las dos mejores películas de súper héroes filmadas hasta la fecha. La
primera, Iron Man, además de ser emocionante y entretenida nos convenció de que Robert Downey Jr. nació para ser Tony Stark. La otra, El Caballero de la Noche, llevó a este género a un nivel que no podrá ser superado en mucho tiempo, gracias a su impecable guión y la monumental actuación de Heath Ledger.

Las Actuaciones

Y hablando de performances sobresalientes, entre las incontables buenas actuaciones que nos ha dejado este periodo, hay algunas que quedarán para siempre grabadas en nuestra memoria: Daniel Day Lewis Petróleo Sangriento, la de Mickey Rourke en El Luchador, la de Christoph Waltz en Bastardos Sin Gloria y, otra vez, Heath Ledger en Brokeback Mountain, el primer gran romance gay (masculino) de la historia del Cine. Del lado femenino, para nosotros es la genial Meryl Streep quien se apoderó de esta era con su talento, confirmando que es la más grande actriz viva.

La Animación

A las mejores películas animadas de Hollywood del 2000 en adelante las podríamos resumir en una sola frase: las de Pixar y las de Shrek. Y es que con títulos como Buscando a Nemo, Los Increíbles, Ratatouille, Wall-E y Up, los estudios Pixar nos regalaron una década prodigiosa de encanto y calidad técnica. Sin embargo, la compañía competidora, Dreamworks, se puede jactar de tener al personaje animado más popular de esta generación: el inconfundible Shrek. Por otro lado, el Stop Motion nos regaló dos oscuras joyitas animadas: Coraline y El Cadáver de la Novia.


Las Comedias

Entre el 2000 y el 2009, un puñado de cintas intentaron a través del humor hacer algo más que provocar risas. Allí estuvo Zoolander, que se burlaba de la frivolidad del mundo de la moda; Tropic Thunder, que nos mostró a Hollywood tomándose el pelo a sí mismo, y el corrosivo Borat, quien hizo leña a la sociedad norteamericana al desnudar sus taras, lo que le ha valido ser elegido en más de un ranking como el personaje de la década.

Y
no podemos pasar por alto a divertidas y entrañables comedias como
Escuela de Rock, Virgen a los 40, Ligeramente Embarazada, las recientes ¿Qué Pasó Ayer? y Siempre Hay Tiempo Para Reír, y, por supuesto, Supercool, quizás la mejor comedia de enredos adolescentes que hayamos visto. Todos estos títulos han revalorizado la comedia norteamericana, tan venida a menos con el simplón humor escatológico al que nos tiene malacostumbrados.


Los Directores

Y más que hablar de alguna de sus películas en particular, tenemos la obligación de remarcar el sólido trabajo a lo largo de la década de cuatro de nuestros directores favoritos: Clint Eastwood, Martin Scorsese, Quentin Tarantino y Tim Burton. Cuatro maestros que nos han cautivado con grandes películas en esta etapa que acaba de concluir.

Además de todo lo ya mencionado, debemos destacar a Gladiador como la súper producción que no devolvió el cine épico, a las cintas de Jason Bourne como lo mejor del género de acción, y a Casi Famosos como la película que los melómanos de corazón convirtieron en un título indispensable.

Y ese fue nuestro resumen de los mejor de Hollywood en la década que pasó, una era que se cerró con broche de oro gracias a la sensación del momento: Avatar. En la segunda parte recordaremos lo mejor del cine no comercial dentro de este mismo periodo. ¡Hasta entonces!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

uhmmm no veo aqui la pelicula EL GRAN PEZ, personalmente para mi es muy buena con bastante imaginacion, una historia que sin querer te engancha desde el principio y no te suelta hasta que la terminas de ver.

Jorge Bazo dijo...

Pero es que resaltamos el cine total de Tim Burton...

CARLOS dijo...

Watchmen rules!!! nunca me canse de recomendarla, la vi en el cine la gente no la entendio, creian que era tipo spiderman, sali feliz del cine con otra sensacion, nunca olvidare como les taparon los ojos a los chibolos en las escenas de sexo y violencia...unas de mis peliculas preferidas de toda la historia, junto con el orfanato.