martes, 17 de mayo de 2011

TIM BURTON NO DIRIGIRÁ MALEFICENT

Hace ya algún tiempo comentábamos sobre los proyectos relacionados a los clásicos cuentos infantiles como Blancanieves y los 7 Enanos, La Cenicienta o La Caperucita Roja, que recientemente vimos en las salas, y hoy es el turno de Maleficent, la reinterpretación del clásico cuento de la Bella Durmiente (Sleeping Beauty - 1959) centrada en el personaje de la bruja malvada, un proyecto para el que Walt Disney suponía que contaba con Angelina Jolie como la protagonista y a Tim Burton como director, pero nos acabamos de enterar que este último ha abandonado oficialmente el proyecto sin que se pueda asegurar que Angelina Jolie sigue al frente de la producción.

Tras este lamentable hecho, porque queríamos que Burton se hiciera cargo de este filme que le caía como anillo al dedo, la compañía ya está buscando un nuevo director para que asuma las riendas de esta película cuyo guión ha escrito Linda Woolverton, la misma de la reciente Alicia en el País de las Maravillas en 3D, y cuyo argumento se centra, básicamente, en contar la misma historia del clásico filme animado de 1959 de la Factoría pero desde el punto de vista de la bruja malvada.

Al parecer, el estudio estaría manejando una lista muy corta de posibles reemplazos de la que no ha trascendido hasta el momento nombre alguno, aunque desde The Hollywood Reporter especulan con la posibilidad de que David Yates, el ralizador encargado de las últimas entregas de la saga de Harry Potter, sea uno de los candidatos por el tipo de cine que maneja.

Por el lado de Burton, éste se encuentra inmerso en la realización de dos films que llegarán a las pantallas de todo el mundo en el 2012: por un lado la producción animada para la propia Disney y adaptación de su cortometraje homónimo Frankenweenie, y por el otro la adaptación de la serie británica Dark Shadows para la Warner Bros., en la cual trabajará una vez más con su actor fetiche, Johnny Depp. ¿Y van cuántas? Esperemos novedades de Maleficent y que no quede como un proyecto trunco.