miércoles, 23 de diciembre de 2009

NADIE SABE NADA DE GATOS PERSAS: UNA PELA SOBRE EL ROCK INDIE IRANÍ...

Estaba revisando los posteos de esta semana (en los que definitivamente rompí el record de mostrar los avances de los próximos estrenos), y encontré en el del Red Band Trailer de Hit-Girl un anónimo donde me recomendaban ver el trailer de la película Kasi az gorbehayeh irani khabar nadareh / No One Knows About Persian Cats (Nadie Sabe Nada De Gatos Persas), así que como obediente blogger, seguí el consejo de este anónimo amigo(a) y me encontré con este excelente material que tienen que verlo sobre el indie rock iraní (líneas abajo les comentaré de la pela). Amantes del género, la van a pasar muy bien:




Tengo que agradecerle infinitamente a este anónimo colaborador, puesto que tenemos una visión desde Irán del mundo del rock y la sociedad castadora. Luego de la navegada informativa de rigor, les contaré que Nadie Sabe Nada de Gatos Persas, es la nueva película del turco Bahman Ghobadi, cuyo primer largometraje, A Time for Drunken Horses (2000), ganó la Cámara de Oro y el Premio de la Crítica Internacional en Cannes, y sus filmes Las tortugas también vuelan y Media luna, ganadoras de la Concha de Oro del Festival de San Sebastián en el 2004 y el 2006.

Con este filme, Ghobadi se adentra ahora en el mundo de las bandas que se mueven en la clandestinidad underground y esconden al régimen iraní su pasión por la música, ya que, a los ojos del Islam, ésta es impura, porque produce alegría y gozo. En Irán, en los últimos treinta años, cierta música, y en concreto la música occidental, ha sido prácticamente prohibida por las autoridades, y se ha visto forzada a ocultarse por temor a las represalias.

En este filme, dos jóvenes músicos, un hombre y una mujer que acaban de salir de la cárcel deciden formar un grupo musical. Juntos, exploran el submundo del Teherán contemporáneo en busca de otros intérpretes. Cuando las autoridades les prohíben cantar en Irán, planean escapar de su existencia clandestina y sueñan con actuar en Europa, pero, sin dinero y sin pasaportes, no es nada fácil…

El título de la película tiene que ver con lo siguiente: no tenemos derecho a sacar de casa ni a perros ni a gatos. Sin embargo, en nuestras casas tenemos gatos a los que queremos mucho y, además, los gatos persas son muy caros. Yo los comparo con los jóvenes protagonistas de mi película, sin libertad y obligados a esconderse para tocar su música. ¡Y cuando he ido a las casas de los músicos, me he dado cuenta de que a los gatos les gusta estar delante de los amplis y escuchar!”, cuenta el director. Y este es el rap central de la banda sonora. Provecho y a abrirse al cine de todo el mundo...



2 comentarios:

Abdul Hamed del Castillo dijo...

esperemos que este film llegue aqui, de ser lo contrario nos conformaremos con bajarlo de internet, subtitulada o con el dejo español.

Jorge Bazo dijo...

Creo que por la línea que siguen las distribuidoras por acá, lo único que podemos esperar es que la veamos en algún festival o muestra...ojalá me equivoque...