domingo, 7 de agosto de 2011

SÚPER 8. DETRÁS DE CÁMARAS. Por Valeria Moscoso

J.J. Abrams, productor de la recordada Cloverfield, vuelve a la cartelera de la mano del incansable Steven Spielberg para ofrecer Súper 8 (Super 8), una película que le brinda un homenaje a sus épocas adolescentes en las que hacían sus pininos detrás de una cámara  de formato casero.

La historia, ambientada en 1979, se centra en seis adolescentes de un pueblo en Ohio que son testigos de un terrible accidente ferroviario mientras filman su primera película de monstruos con una legendaria cámara Súper 8. Luego de escapar estrepitosamente, descubren que no se trató de un simple accidente y que algunos sucesos extraños comienzan a ocurrir en el hasta ese momento, olvidado pueblo. Con algunos lugareños desaparecidos y una investigación por parte del ayudante del alguacil, los muchachos se encontrarán con algo mucho mas aterrador de lo que podían imaginarse.

El mutuo amor por las cámaras Súper 8 fue lo que unió a Spielberg y al creador de Lost, concordando que su principal reto fuese el encontrar actores jóvenes que el público disfrutara, además de lograr la química necesaria para personificar a un grupo de amigos de la infancia. Además, el diseño visual de la cinta también cobraba suma importancia pues había que representar la vida en 1979 y al mismo tiempo darle al público los efectos especiales de la época actual. El vestuario recayó en la diseñadora Ha Nguyen que se inspiró en catálogos de ropa de los setentas.

La producción se trasladó hacia Weirton, Virginia donde encontraron una extensa planta de acero ideal para representar al pueblo siderúrgico llamado Lilian. Cientos de jóvenes de las comunidades locales participaron como extras en la escuela secundaria mientras que los adultos colaboraron en las escenas de acción militar.

Para las escenas de combate, la producción utilizó tanques y camiones militares de un museo, siendo necesario coreografiar la acción con la ayuda de un experto asesor militar, todo esto filmado en estricto secreto para evitar cualquier filtración en internet.

Una de las escenas mas espectaculares de la película fue el descarrilamiento del tren y su posterior reacción en cadena, por lo que se empleó un trineo arrastrado por una grúa con 8 toneladas de peso para crear el efecto visual requerido. Se usaron más de 30 onzas de pólvora negra y un explosivo especial rápido y estrepitoso.

Súper 8 es el encuentro entre dos generaciones, entre dos apasionados del séptimo arte, entre dos estupendos narradores de historias, es el encuentro entre Steven Spielberg y JJ Abrams. Sin lugar a dudas, uno de los estrenos mas interesantes del año!