viernes, 17 de diciembre de 2010

GANTZ, TODO UN FENÓMENO. Por Anime Corporation

Si hay vida después de la muerte, o al menos eso es lo que nos muestra Gantz, un manga japonés creado por Hiroya Oku en el año 2000. Gantz nos narra la historia de Kei Kurono, un estudiante de secundaria que muere junto a su amigo Masaru Kato al ser aplastados por un tren mientras rescatan a un indigente ebrio que había caído a las vías.

Después de que sus vidas acaban bruscamente, ambos aparecen en una habitación con otras personas que también han muerto recientemente, junto a una gran esfera negra que les mostrará los detalles de una misión para matar aliens. La esfera se abrirá entonces, mostrando compartimientos con una gran cantidad de armas y un traje para cada uno de los presentes, que les otorgará fuerza sobrehumana y gran resistencia física.

Las misiones de matar aliens se caracterizan por estar restringidas a una zona de la ciudad, siendo Kurono y los demás invisibles a los ojos de cualquier transeúnte. Al acabar la misión, los sobrevivientes serán transportados al cuarto y podrán retomar su vida normal, pero en cualquier momento podrían ser traídos de vuelta para una nueva misión, con la única esperanza de liberarse al acumular cien puntos, que juntarán poco a poco con cada alien que eliminen.

Su éxito le hizo merecedor de un anime de 26 episodios por parte del estudio Gonzo en el año 2004, que cubría la primera parte de la historia. Pero la violencia y el gore eran tan explícitos que los recortes a los primeros 13 episodios los redujeron a 11. El resto del anime tuvo que transmitirse en otra cadena de tv que permitió que se pase sin censura, y la serie en su totalidad vio la luz cuando salió la edición en DVD.

El anime hizo que Gantz sea conocido en todo el mundo. Pero la inusual trama no era lo único que llamaba la atención. Los extraños aliens, alejados de ser monstruos viscosos que acechan desde la oscuridad, aparecían bajo curiosas formas. 

Así, tenemos a unos pájaros humanoides que se ocultan dentro de muñecos robóticos de cara plastificada, o a un niño con cabeza de cebolla que viste un pulover y pantuflas y vive en un condominio. Los aliens tienen una conducta bastante extraña, mientras algunos demuestran de forma exagerada su estado de ánimo, que puede llegar al grado de estar tan enojado que mataría a cualquier humano que encuentre cerca, mientras que otros son indiferentes a las personas. Gantz también resalta porque, desde un inicio, su autor tenía la intención de no dejar a casi nadie con vida. Así que ya sabes, no te encariñes mucho con los personajes.

En noviembre del 2009 fueron anunciadas dos películas de acción real de Gantz. Kazunari Ninomiya, cantante del exitoso grupo musical Arashi, interpretará a Kei Kurono, mientras que Kenichi Matsuyama, conocido por interpretar al detective “L” en las películas basadas en el manga Deathnote, interpertará a Masaru Kato. Ambos actores han seguido un riguroso entrenamiento previo a la filmación de las películas para estar preparados para las constantes escenas de acción. Las películas tendrán un presupuesto de 45 millones de dolares y la primera se estrenará a inicios del 2011 y cubrirá más de lo visto en el anime, mostrando a personajes que no llegaron a aparecer en este, entre quienes se encuentran los vampiros, un grupo de personas que visten un terno negro y se dedican a terminar con la vida de los enviados a las misiones para matar aliens.

Gantz es una historia llena de emoción y con muchos cabos sueltos que aun no han sido resueltos. Resalta el deseo de sobrevivir de los diversos personajes y tiene un grado de realismo que ha sido bien recibido por la gente, tanto en los aspectos violentos como en algunas escenas eróticas, además que muestra personajes con diversos matices. Por todo esto, Gantz se ha convertido en un verdadero fenómeno.