sábado, 18 de diciembre de 2010

LOS FRACASOS DEL 2010. Por Luis Bistolfi

Así como este 2010 no fue un año pródigo en buenas películas, tampoco hubo gran número de fracasos estrepitosos. Sin embargo, siempre se estrenan malas películas, así que vamos a comentar lo malo y lo feo de los últimos doce meses. 

Casi todos los medios especializados coinciden en señalar a Jonah Hex, cinta que ni siquiera se llegó a estrenar en el Perú, como el gran fiasco comercial del año. Ni tener en su reparto a Megan Fox, la actriz más sexy de los últimos tiempos, y a actores tan competentes como Josh Brolin y John Malkovich salvó al pistolero de DC Cómics de convertirse en un fiasco total a nivel de crítica y taquilla. Muchos incluso consideran que esta producción y el patinazo del año pasado, Diabólica Tentación, prácticamente han terminado con la carrera de la atractiva Megan, quien para remate no aparecerá en la tercera parte de Transformers.  

Otra película que a pesar de sus conocidas figuras y su interesante tema no colmó las expectativas de nadie fue Decisiones Extremas, drama protagonizado por Harrison Ford y Brendan Fraser, que pasó casi desapercibido por las salas de cine y no logró cautivar a los pocos que lo fueron a ver. 

Por otro lado, aunque El Último Maestro del Aire sí consiguió una respetable recaudación en el box office, gracias a sus buenos efectos especiales y la gran base de fans que tiene la serie animada que adapta, no podemos dejar de mencionarla como una de las grandes decepciones del año en cuanto a calidad cinematográfica, debido a su pésimo guión y deficiente dirección. De esta manera, el otrora aclamado realizador M. Night Shyamalan confirma la mala racha creativa que viene atravesando desde hace ya varios años. 

Cambiando de género, Sex and the City 2 tampoco pasó la prueba, como una incoherente secuela que si bien recaudó lo suyo en taquilla, exhibió tan pobre nivel que hasta puso seriamente en duda una posible tercera entrega de esta franquicia.

Además, films como Legión de Ángeles, Caso 39 o el remake de Pesadilla en Elm Street nos hicieron arrepentir de haber pagado una entrada al cine, y la falta de consistencia y tibia acogida de esta última hacen difícil pensar en una nueva saga del célebre Freddy Krueger. 

En el rubro de las películas que no fueron ni realmente malas ni ignoradas, pero que nos decepcionaron por esperar mucho más de ellas, podemos mencionar a Shrek Para Siempre que, aunque todavía nos hizo reír, concluyó sus aventuras con un casi total agotamiento de ideas, a diferencia del glorioso final de Toy Story 3. Aquí también tendríamos que agregar a El Hombre Lobo, largometraje que llegamos a imaginar como una nueva obra maestra del terror al estilo clásico, y al final no nos provocó ni un escalofrío. 

Y dejando de lado el cine hollywoodense, otro punto negativo y muy preocupante fue la poca concurrencia de público que consiguieron todas las cintas peruanas que se estrenaron el presente año, más allá de los festivales que hubieran ganado o de lo discretas que fueran. Por eso, creemos que ha llegado el momento de buscar el equilibrio, y comenzar también a realizar más films de género, que tengan la motivación de entretener. 

Y estas son las películas que nos aburrieron o nos hicieron enfadar a lo largo de doce meses. Como siempre, esperamos que en la siguiente temporada haya aún menos bodrios y desencantos.