jueves, 8 de julio de 2010

SHREK PARA SIEMPRE: DETRÁS DE CÁMARAS. Por Erica Encarnación

Luego de haber conocido al ogro más famoso de la pantalla grande en 1995, sus aventuras llegan a su fin en esta cuarta entrega llamada Shrek Para Siempre (Shrek Forever After) en la que Shrek, ya convertido en un padre de familia, ha dejado de ser el gigante atemorizador que conocimos en la primera película.

Shrek añora la vida que llevaba antes, y precisamente, buscando revivir aquellos tiempos, es engañado por un pequeño negociante llamado Rumpelstiltskin, para firmar un pacto con el que, este querido personaje viva un día libre de responsabilidades, como un verdadero ogro. A cambio este duende le pide que le entregue un día de su pasado, el problema es que astutamente elige el día en que Shrek nació, lo que desata una serie de acontecimiento que terminan por mostrarnos una versión alterna y retorcida de “Un lugar muy lejano”, donde Rumpelstiltskin es el rey, Fiona y Shrek nunca se han conocido, burrito no sabe quien es Shrek y el gato con botas ha sufrido un radical cambio en su anatomía. Ahora, nuestro amigo tendrá que deshacer todo este revoltijo con la esperanza de salvar a sus amigos, restaurar su mundo y reclamar su único amor verdadero.

Esta nueva aventura de Shrek nos trae a nuevos personajes, como los ogros habitantes del campamento, todos ellos liderados por Fiona que muestra una versión mucho más grande y ruda, de lo era. Para dar vida a este grupo de ogros, los diseñadores gráficos siguieron el mismo patrón que la usada para animar a Shrek.

Se crearon distintos tipos de estos seres, mucho más grandes y rudos, con diferentes personalidades como Brogan, un ogro corpulento y enorme que hace ver a Shrek como si fuera su hermano menor, o el gracioso cocinero de la manada llamado Coockie. Y como en toda historia de cuentos, siempre tiene que existir un villano, esta vez encontramos a Rumpelstiltskin, un pequeño ser para el cual crearon un vestuario muy particular, trajes opacos para antes de ser rey y muy brillantes para cuando se apodera del trono. Además posee una singular colección de pelucas que reflejan sus cambios de humor y temperamento.

Para lograr una correcta animación de los personajes, los animadores contaron con videos de verdaderas personas ejecutando varios de los movimientos. Estos registros fueron de mucha utilidad, sobretodo cuando la escena contenía bailes grupales de los personajes.

Otro detalle que hay que resaltar es que esta, es la primera vez que tendremos la oportunidad de ver al ogro Shrek en tercera dimensión, por lo que el departamento de arte tuvo que crear todo el mundo de “Un lugar muy lejano” desde una perspectiva tridimensional. Todo esto sin sacrificar la historia y las actuaciones, por el espectáculo 3D.

Este es el capitulo final en las hazañas de Shrek, y en la que tiene la difícil misión de ganarse el corazón de Fiona, aceptar su nueva vida, y salvar a todos sus amigos de un mundo de tiranía, que él mismo causo. No se pierda esta cuarta y última entrega de Shrek la cinta de animación protagonizada por los personajes de cuentos de hadas que ahora llega, en tercera dimensión.