viernes, 8 de octubre de 2010

AGENTE SALT: DETRÁS DE CÁMARAS. Por Erica Encarnación

Los espías se vuelven a poner de moda, gracias a la interpretación que hace Angelina Jolie de un agente de la CIA en Agente Salt (Salt) una historia cargada de acción y suspenso, y en la que veremos a una aguerrida Angelina que accedió a realizar todas las escenas de riesgo que contiene la trama de esta película.

Concebido inicialmente para ser interpretado por un hombre, el agente Evelyn Salt ha jurado deber, honor, y lealtad a su país, sin embargo todo esto se pondrá a prueba cuando un desertor la acuse de ser una espía rusa. En su escapatoria por demostrar su inocencia, dejará una estela de dudas haciendo que sus propios compañeros la presuman culpable, mientras ella trata por todos los medios de evadir su captura para hallar pruebas que consoliden su inocencia.

La cinta fue rodada en varios escenarios de la cuidad de Nueva York, aquí el director Phillip Noyce cerró algunas calles para poder rodar varias escenas de exteriores, y esto por la gran cantidad de extras y equipo técnico necesarios para este rodaje.

Como se trata de una historia de espías y persecuciones desde el primer momento pensaron en usar dobles para las escenas de riesgo de Angelina Jolie, pero la actriz se encargó de descartar la idea haciendo ella mismas todas estas secuencias.

Con el apoyo de un equipo de técnicos especialistas en efectos, Angelina fue lanzada de carro a carro en plena autopista, claro que para eso, estuvo sujeta de cuerdas por todo el cuerpo mientras una cámara en grúa móvil seguía todos sus movimientos.

De manera similar trabajaron para la escena en la que Jolie debía caminar por las paredes de un edificio a más de 10 pisos del suelo llevando una mochila con un perro en la espalda. En esta secuencia la actriz fue sujetada de la cintura por cuerdas cuyo soporte provenía del techo del edificio.

El funeral que repentinamente es sorprendido por una explosión se dio lugar en el edificio Bizantino de la Iglesia de San Bartolomé en Park Avenue. Para esta secuencia reunieron a mas de setecientos extras entre civiles, guardias de honor y oficiales de policía, además de los agentes secretos, todos correctamente vestidos.

Pero una de las secuencias que más planeación demando fue en la que un carro es lanzado desde lo alto para caer encima de varios taxis amarillos. En la escena supuestamente Angelina va en el interior de esta patrullero pero en realidad el carro estuvo vacío y todo fue controlado desde fuera electrónicamente.

Angelina Jolie una vez más deja bien sentado que ella no escatima en esfuerzos para interpretar un papel, ahora convertida en Agente Salt, en una historia que todos aquellos amantes de la acción disfrutaran de principio a fin.