martes, 19 de octubre de 2010

MARIO VARGAS LLOSA EN EL CINE

Nuestro Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, no solo es una figura en las letras, porque también mantiene una fructífera relación con el cine, otra de sus grandes pasiones. Aprovechado su universo literario, cinco de sus diecisiete obras han sido objeto de irregulares adaptaciones a la gran pantalla, en las que ha ejercido como guionista, director e inclusive, como actor.


La primera adaptación cinematográfica fue la novela corta Los Cachorros en 1973, que toca el tema de la castración de un niño que fue atacado por un perro y que al crecer le va creando muchos conflictos emocionales y lo convierte en un desadaptado. Una producción mexicana dirigida por Jorge Fons que no tuvo mucho éxito puesto que se suavizó la historia y perdió toda su fuerza, convirtiéndose en aburrida y predecible.

El gran éxito de su obra Pantaleón y las Visitadoras, un servicio de prostitutas para servir a los puestos selváticos del Ejército del Perú, ha motivado dos adaptaciones de distinta suerte. La primera de 1975 dirigida por el mismo escritor que resultó ser un gran fracaso. 24 años después, Francisco Lombardi lo convenció de retomar el apasionante tema de su novela para una nueva adaptación con un gran elenco encabezado por Salvador del Solar y Angie Cepeda, una gran coproducción con España que se convirtió en una de las películas peruanas más vistas en el Perú.


Pero no fue la primera adaptación de Lombardi. Tras el primer Pantaleón, pasaron diez años para que aceptara que otra de sus obras pasara al cine: La Ciudad y los Perros, que muestra la formación escolar y disciplina militar en el Leoncio Prado. Protagonizada por Gustavo Bueno y Pablo Serra en 1985, fue todo un éxito de taquilla y la mejor versión fílmica de una de sus novelas, acercando su obra a más personas y recibiendo galardones como el premio a mejor director en el Festival de San Sebastián. Existe una versión rusa del director Sebastián Alarcón titulada Yaguar.

Pero las adaptaciones no se han realizado solo en latinoamerica, porque Hollywood también se interesó por su exquisita obra. Su libro La Tía Julia y el Escribidor, que narra el romance con su tía política Julia y los primeros tiempos de la radio, fue llevado en tono de comedia por John Amiel en 1990 con el título de Tune in Tomorrow... Protagonizada por Keanu Reeves, pasó sin pena ni gloria en donde fue estrenada, pero al menos tuvo críticas que destacaban lo divertido y el humor de la novela.


El último libro de Vargas Llosa en ser llevado a la pantalla fue La Fiesta del Chivo, la historia de la conspiración para asesinar al dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Una producción española dirigida por su primo Luis Llosa con Isabella Rossellini y Juan Diego Botto como protagonistas que fue alabada por el propio escritor desde que fuera estrenada en el Festival de Berlín del 2006, siendo la adaptación más exitosa a nivel internacional hasta el momento.

Como vemos, la obra de Mario Vargas Llosa ha trascendido el medio impreso y entrañables personajes de su literatura como El Jaguar, La Tía Julia, Pantaleón Pantoja, Urania Cabral, Pichula Cuéllar o La Colombiana fueron encarnados por grandes actores, quedando inmortalizados para la historia del séptimo arte en metros y metros de celuloide, aunque todavía con la deuda de mostrar un filme a la misma altura de cualquiera de sus libros, algo que parece difícil, pero no imposible.