lunes, 25 de julio de 2011

MACHU PICCHU EN EL CINE. Por Luis Bistolfi

Las últimas semanas, nuestro incomparable Machu Picchu ha estado en boca de todos por los 100 años de su redescubrimiento. Y hoy, a pocos días del aniversario patrio, queremos repasar la relación que esta maravilla del mundo ha tenido con el Séptimo Arte.

A diferencia de lo que ocurre con otros emblemas nacionales como las Pirámides o la Torre Eiffel, en realidad no son muchas las súper producciones extranjeras que han usado a Machu Picchu como marco, lo cual no significa que no existan algunos títulos importantes para mencionar, como Aguirre: La Ira de Dios, del alemán Werner Herzog, que se inicia con una escena en el Huayna Picchu.

Pero si hay un clásico de Hollywood que realzó a nuestro monumento histórico como se debe, ese fue El Secreto de los Incas, de 1954. Aquí, el inolvidable Charlton Heston encarna a un aventurero que con los años se convertiría en antecedente directo de Indiana Jones, y la legendaria Yma Sumac realiza una de sus más célebres apariciones en la pantalla grande. Sin embargo, exceptuando los bellos planos panorámicos, la mayoría de las escenas en las que aparecen los actores protagonistas fueron filmadas en estudio.

Y ya que hablamos de películas antiguas, no podemos olvidarnos de la cinta argentina Armiño Negro, de 1953, basada en la novela de Rafael Maluenda, que utilizó varios de nuestros atractivos turísticos de la época, entre ellos, nuestras milenarias ruinas.

Pasando a títulos más modernos, en 1994 salió al aire el telefilm Max Is Missing, aventura ubicada en el Cusco y producida por Lucho Llosa que ya hemos visto varias veces en pantalla chica. Pero la aparición notable de Machu Picchu dentro del cine latinoamericano fue en una escena de Diarios de Motocicleta, dirigida por Walter Salles, que narra el paso de un jovencísimo Che Guevara por nuestro monumento.

Y como no podía ser de otra forma, varias cintas nacionales han utilizado a la ciudadela inca como escenario, aunque con resultados en general poco auspiciosos. Allí están la comedia La Manzanita del Diablo, la chocante y alucinógena Bala Perdida y dos títulos realmente para el olvido, como son Cuando el Cielo es Azul y la lamentable Un Marciano Llamado Deseo.

Más recientemente, destacó el corto animado del 2008 Machu Picchu Post, un bello y delirante trabajo galo que les recomendamos buscar en el YouTube. Y Bollywood no podía faltar. El año pasado el cine hindú filmó en el complejo un fastuoso musical para la cinta Endhiran.

Pero no todo han sido largometrajes, porque, por supuesto, ya muchas estrellas de Hollywood han pisado las gradas de piedra de este bello sitio arqueológico, como es el caso de Cameron Diaz, Richard Gere, Susan Sarandon, y recientemente, Jim Carrey.

Y estos fueron los más importantes momentos en los que Machu Picchu y el celuloide han coincidido. Esperamos que se estrenen más películas, y que las celebridades continúen llegando de visita, porque, después de todo, ¿qué lugar puede ser más cinematográfico que esta maravilla?