lunes, 24 de octubre de 2011

JOHN MALKOVICH: EL MONSTRUO LLEGA A LIMA

No hay nadie tan polifacético como él. Querer ser como John Malkovich es casi un imposible, pues a su impresionante talento como actor se une una presencia física que nos atrapa inmediatamente. Por su facilidad para hacer todo tipo de personajes inquietantes, nos aterra y cautiva a la vez. La maldad que emana, no se contradice con la atracción que crea, porque lo último que deseamos es que desaparezca de la escena.

Con una extensa trayectoria, no se limita en la elección de sus papeles, puede trabajar en una película independiente como en Blockbusters hollywoodenses manteniendo su alto nivel. Basta mencionar roles como los del perverso personaje del Vizconde de Valmont en Relaciones Peligrosas, el del psicópata Mitch Leary de En la Línea de Fuego o el del peligroso Cyrus “The Virus” Grissom en Con Air; que se ajustan a su perfil, pues crean el deseo de matarlo, pero también de seguir a su lado. Y eso no lo logra cualquiera.

Su lado más humano se vio en la surrealista ¿Quieres ser John Malkovich?, que nos daba la posibilidad de entrar en su cabeza y vivir como si fuéramos él por un tiempo. Llamó la atención la imagen que mostró de sí mismo, pues apareció como un ser despreciable y egocéntrico, una visión que no todos los actores lo harían. También incursionó en la dirección, y en el 2002, debutó tras las cámaras en Pasos de Baile, una cinta que lo relacionó con nuestro país, puesto que tocaba el tema de Sendero Luminoso.

Sus brillantes composiciones de complejas personalidades hace que uno quiera saber más sobre su vida privada, si es así en la vida real, si tiene algún síntoma de locura psicótica, pero nada más lejos de eso, puesto que lleva una vida bastante tranquila entre la campiña francesa y los Estados Unidos. Y ahora tenemos la suerte de tenerlo en suelo peruano, pues lo tendremos el jueves 27 de octubre como parte de la obra La Comedia Infernal: Confesiones de un Asesino en Serie (The Infernal Comedy. Confessions of a Serial Killer), la historia del asesino Jack Unterweger, de la que ha realizado más de 50 presentaciones con lleno total en España, Francia y las principales ciudades de Europa, en otro papel que parece escrito exclusivamente para él.



En diversas entrevistas ha reconocido ser "mucho menos serio de lo que se podría pensar" y le apena que la gente crea que es "mucho más taciturno" de lo que realmente es. John Malkovich, uno de los principales actores de su generación y una figura importante en el mundo del cine, ha hecho del término "calma glacial" su marca registrada.

2 comentarios:

Cecilia Medo dijo...

No puedo creer que Malkovich vendrá a Lima y nada menos que para hacer teatro... y quiero colgarme d euna viga porqu eno podré ir a verlo. ¡Yo quiero ser John Malkovich!

Jorge Bazo dijo...

¿Quién no quiere ser John Malkovich? Si pues, es una gran presencia la que vamos a tener...hay entradas baratas, derrepente puedes conseguir.